¿Qué es el 4N?

Un año más hemos decidido convocar esta manifestación. El 4N está formado por un grupo de personas que participamos en el movimiento antiespecista y todas las decisiones son tomadas de forma asamblearia y horizontal. Volvemos a salir a la calle porque queremos juntarnos quienes podamos para que se nos vea y escuche. Queremos seguir transmitiendo un mensaje que cuestione ante la sociedad el porqué los humanos nos ponemos por encima de los demás animales. Porqué disponemos de sus cuerpos y de sus vidas. Porqué les utilizamos para divertirnos a su costa, para vestirnos con sus pieles o para alimentarnos con su carne. Les dominamos, explotamos, encerramos y asesinamos. Les usamos a nuestro antojo. Les consideramos mercancía; recursos. No son nada. Es crudo, pero esta es la realidad que viven millones de animales todos los días de su vida. Nuestra meta es acabar con esta jerarquía y con todo este sistema de opresión que es el especismo. Por eso, en esta misma web podrás acceder a diferentes textos que hemos debatido y consensuado en asamblea. Desde cómo entendemos la autoorganización a la importancia de santuarios de animales no humanos. Creemos imprescindible promover un movimiento en el que el debate sea constante.

La historia ha ido cambiando a base de luchar. Gracias a que la gente alzaba la voz cuando algo no le parecía justo. Incluso cuando era incomprendida y ridiculizada por sus ideas, se rebelaba y las defendía. A través de la imaginación, arriesgando y perdiendo, la gente lo volvía a intentar y seguía adelante a pesar de que ello le trajera consecuencias. Luchando por ellas, pero también por otros. Había algo más fuerte que les impulsaba a seguir.

El movimiento por la liberación animal también se ha ido fraguando por esas historias de lucha, compromiso y dedicación. Y ahora somos nosotras, las que defendemos a los demás animales, a las que nos toca poner nuestro granito de arena. Esta historia la escribimos nosotras y nos quedan muchos pasos por dar.

El día 4 queremos hacer una jornada de protesta, pero también de encuentro, de impulso e ilusión. Eso fue lo que nos produjo ver tanta gente de tantos sitios distintos el año pasado, encontrarnos, conocernos y aprender las unas de las otras. Ni el frío ni la lluvia impidieron que se escucharan nuestras voces, nuestras ideas, nuestro mensaje… El nuestro y el de millones de animales no humanos que estaban lejos de nosotros. En sus jaulas, en su encierro, en su condena… Sin embargo, ese día sentimos que estaban un poco más cerca.

Pero el día 4 es sólo un día más. Todos los días hay personas esforzándose en sus ciudades y en sus pueblos para luchar por los demás animales. Todos los días cuentan para la vida de los animales, por eso debemos apoyar y fomentar el trabajo de colectivos, asociaciones, santuarios y de todas las personas que luchan por el fin de la explotación. Esas que luchan por la liberación animal. Esta lucha la construimos y la vamos a construir entre todos.

No es una moda pasajera, es la lucha por la libertad. Hemos venido para quedarnos y no vamos a parar.

Por todos ellos, el sábado 4 de Noviembre nos vemos en las calles de Madrid.

 

ANEXO

Para nosotras, uno de los temas que más nos preocupan es que, en la medida de nuestras posibilidades, todo el mundo se sienta a gusto y arropado en este espacio. Y es que, si bien es cierto que el veganismo pone su foco principal en la liberación de los animales no humanos, creemos rotundamente que este movimiento no puede reproducir violencias hacia animales de nuestra propia especie. Por eso, si en algún momento sientes o reconoces una agresión en la manifestación te invitamos a señalarla, rechazarla y actuar frente a ella. Si por lo que fuera no puedes hacerlo, acude a las pancartas principales o de cabecera y háznoslo saber para tomar medidas. Además, siéntete en confianza para decirnos, a nosotras o a otras personas que se estén manifestando, qué necesitas y qué se puede hacer por ti.

Otra de las cuestiones que nos preocupa es el estado de los animales no humanos que también acuden a la manifestación. Comprendemos, compartimos y entendemos que se hace, a veces, muy complicado dejar a nuestras compañeras no humanas en casa. Hay quienes parece que lo pasan bien y hay quienes parece que no. Conociendo nuestras posibilidades y la de nuestras compañeras, proponemos que aquellas personas que vengan acompañadas de animales no humanos tengan muy en cuenta la realidad de una manifestación llena de estímulos. Cuidémonos y cuidemos a quienes vengan a nuestro lado.